Bailar salsa es mejor que ir al gimnasio

Aunque el gimnasio es más efectivo, bailar salsa es muchísimo mejor en casi todos los aspectos.
Bailar salsa es uno de los ejercicios más divertidos.

Aunque la salsa y los gimnasios sean cosas difícilmente comparables para la mayoría de las personas, si que hay un pequeño grupo que desea hacer algo de ejercicio suave, y que prefieren el baile frente a el ejercicio o ejercicios físicos que se pueden hacer en los gimnasios, y que en función de lo que busques, serán más o menos suaves esos ejercicios.

Bailando salsa conoces un montón de personas de distinto sexo al tuyo, y se crean un montón de ocasiones para iniciar una amistad que trascienda más alla del escaso rato que se está en el gimnasio, normalmente esperando porque una u otra máquina se encuentre ocupada.

A un gimnasio vas a hacer ejercicio y sobre todo a sudar, mientras que en el baile o al baile mejor dicho, vas recién duchado y perfumado. A veces se suda algo, pero más por la época del año que por la fatiga del ejercicio que estás haciendo aunque a veces que todo hay que decirlo, también se suda bailando. Sobre todo cuando tocan figuras difíciles o más bien de difícil ejecución, aunque al menos en mi caso, procuro suavizarlas todo lo posible tanto a la hora de explicarlas como a la hora de ejecutarlas bailando.

Habrá por supuesto quien defienda a capa y espada el gimnasio frente al baile, por más que ambos sean compatibles, pero si me dan a elegir yo prefiero mil veces bailar en las clases de rueda de casino antes que sufrir en un gimnasio.